El proyecto soviético que hizo enfurecer a Le Corbusier

El Palacio de los Soviets fue diseñado como un edificio de 420 metros de altura, con una estatua de Lenin de 70 metros para coronarlo.