El cementerio que nadie quiere

En una ladera del cabo Fisterra se encuentra uno de los camposantos más premiados del mundo por su diseño, de César Portela. Pero allí no quiere enterrarse ningún parroquiano