Un icono de la gran manzana de solo 12 plantas

Uno de los mejores edificios de Nueva York tiene tan solo doce plantas. La Fundación Ford encargó al arquitecto Kevin Roche y al ingeniero John Dinkeloo la construcción de su edificio.