Propuesta de segundo piso para Londres

Cada londinense emplea una media de dos horas al día en sus desplazamientos al trabajo, eso es demasiado tiempo perdido al año, por no hablar de la energía consumida, emisiones contaminantes, etc.